07
Jun

Qué es la inteligencia artificial y cómo se puede implementar en una Smart City

IA, dos siglas que vemos continuamente pero que pocos saben lo que significa. IA no es más que la abreviación de Inteligencia Artificial, es decir, la inteligencia que muestran las máquinas.

Porque sí, una máquina puede ser inteligente si lleva a cabo algunas tareas o acciones y, sobre todo, si es capaz de percibir el entorno que le rodea. De este modo, la máquina podría llegar a realizar tareas propias del ser humano.

En el marco de las Smart City la inteligencia artificial basaría el desarrollo de las mismas en la sostenibilidad y en la capacidad de dar respuestas a las necesidades básicas del entorno. En este sentido, el futuro es ahora y muchas ciudades ya están a la vanguardia de las nuevas tecnologías en materia de ciudades inteligentes.

Y es que gracias a la inteligencia artificial, las ciudades tendrán la capacidad de reinventarse constantemente y adaptarse a cualquier circunstancia y mejorará la calidad de vida de sus ciudadanos. Dará lugar a una ciudad sostenible que puede hacer frente a los problemas que se les plantea.

Para que la inteligencia artificial entre de lleno en las ciudades, estas deben cumplir una serie de requisitos:

  • Gestión eficiente de la economía y sus recursos
  • Planificación urbana coherente
  • Acceso universal y movilidad urbana sostenible
  • Integración tecnológica en: suministro energético, servicios de transporte
  • Uso de las TIC
  • Compromiso y respeto con el medio ambiente
  • Transparencia de datos
  • Colaboración activa de la Administración Pública y los ciudadanos

El tiempo, las capacidades económicas y el desarrollo tecnológico serán los puntos que marquen esta implantación de la inteligencia artificial en nuestras ciudades. Algo que, como mucho, sucederá en apenas unos años.